SEMAP asistió

I Jornada Nacional de Atención Domiciliaria

Dic 14, 2015 SEMAP Comunicación

El pasado 16 de octubre, se celebró en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la I Jornada Nacional de Atención Domiciliaria: “La Atención Domiciliaria en la Atención Primaria a Debate: la Visión de las Personas, los Cuidadores y los Gestores” organizada por FAECAP y que contó con la presencia de alrededor de 300 asistentes.

La Mesa Inaugural corrió a cargo de Carlos J. Moreno Sánchez (DG de Ordenación Profesional. MSSSI), Javier Carrasco Rodríguez (Presidente FAECAP) y Carmen Ferrer Arnedo (Coordinadora Científica de la Estrategia de la Cronicidad del SNS y presidenta del Comité Organizador).

Carmen Ferrer dio comienzo a la jornada con la Conferencia Inaugural, que bajo el título “Situación de la Atención Domiciliaria en España”, define asistencia y atención domiciliaria según la OMS, y plantea que la atención domiciliaria es prestada por muchos profesionales, pero existe una falta de orden en la forma de prestarla. Además enumera algunos resultados de una encuesta realizada por FAECAP, como por ejemplo que las agendas de AP son muy rígidas, no hay comunicación entre los diferentes profesionales que prestan la atención domiciliara o que falta visibilidad a la atención prestada en el domicilio. Concluye diciendo que la atención domiciliaria es un servicio necesario, pero tiene que ser visible, y además tiene que ofrecer actividades de promoción y prevención y no solo atender la enfermedad del paciente frágil o vulnerable. Es importante potenciar el liderazgo de la enfermera comunitaria en la atención domiciliaria.

· La Mesa I daba comienzo a las 10:00 bajo el título “¿Cómo creen que los profesionales deberíamos trabajar para dar respuesta a las necesidades de las personas y cuidadores en la tención domiciliaria? “. Francisco Cegri Lombardo (vicepresidente de FAECAP) en su introducción refiere el cambio progresivo de la cultura sanitaria en el sentido de atender a las necesidades afectivas de la persona enferma al final de su vida y evitar las intervenciones desproporcionadas. En este contexto, asistimos a una lenta recuperación del espacio privado del domicilio como escenario para ser atendido en las enfermedades avanzadas y en el final de la vida. Y destaca a los aspectos necesarios para elegir la atención en el domicilio en esta etapa: apoyo familiar adecuado, apoyo profesional, coordinación entre niveles asistenciales y previsión de los últimos días y de los probables síntomas acompañantes.

Mejorar la atención al final de la vida es una tarea pendiente de nuestros sistemas sanitarios, que no siempre se aborda como es debido.

Blanca Tejero Fernández (Periodista) dinamizó la mesa que contó con la presencia de Antonio Jiménez Arellano (padre de niña con Piel de Mariposa y representante de DEBRA-España), Jesús I. Meco Rodríguez (Presidente de la Asociación de Enfermedades Raras), Vanesa Jorge Martín (Representante de la Asociación Española Contra el Cáncer) y Nel A. González Zapico (Confederación de Salud Mental España). Tras hacer una breve descripción de las asociaciones a las que representan, ponen de manifiesto, que si bien la atención domiciliaria por la enfermera de AP está muy interiorizada en pacientes afectados por enfermedades oncológicas que se encuentran en la fase final de su vida o en aquellas zonas en las que existe un amplia dispersión geográfica, no está tan interiorizada en pacientes de edades tempranas que están afectadas por enfermedades poco frecuentes, que precisan además una formación más profunda que capacite en el cuidado y abordaje integral de los cuidadores siendo muy deficitaria la coordinación con otros niveles asistenciales.

Nel A. González pone de manifiesto que es fundamental la participación del paciente en la toma de decisiones importantes sobre su proceso, potenciando su autonomía y la de sus cuidadores y cuidadoras, aunque se expresa que los pacientes afectados con enfermedad mental aun están estigmatizados.

Tras una pausa, comenzaba la Mesa II titulada “¿Qué esperan los responsables de la prestación de servicios sanitarios de los profesionales en el Servicio de Atención Domiciliaria de Atención Primaria en el siglo XXI? Carmen Solano Villarrubia (Presidenta de SEMAP) fue la encargada de hacer la introducción. Comienza con la cartera de servicios comunes del SNS, dónde se recoge que en AP se considera como servicio la actividad asistencial que se presta indistintamente en la consulta del centro o en el domicilio, distinguiendo la modalidad a demanda, programada o urgente, y plantea la primera pregunta: ¿La Atención Domiciliaria debería ser un servicio con definición, población diana y criterios de calidad? ¿O seguir siendo solo “un lugar donde se presta la atención sanitaria”?

Después plantea otras cuestiones como retos futuros de la Atención domiciliaria: ¿Cuánta población necesitará de Atención Domiciliaria? ,¿Qué modelo será el que responda mejor a las necesidades de la población?, ¿Qué profesionales deben intervenir y qué papel se le debe asignar a cada uno?. Pone de manifiesto la necesidad de realizar una evaluación crítica de servicios como el de Ayuda a Domicilio, y de su coordinación con la atención domiciliaria sanitaria, no hay que olvidar que las enfermedades son, con gran diferencia, la causa principal de la dependencia.

De nuevo Blanca Tejero Fernández dinamiza el debate en el que intevienen Carlos J.Moreno Sánchez, Maravillas Izquierdo Martínez (Subdirectora General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Fondo de Cohesión.MSSS9), Patricia J. Gómez Piard (Consejera de Salud de las Islas Baleares), Marta Sánchez-Celaya Del Pozo (Gerente de AP de la Comunidad de Madrid, siendo este su primer acto oficial) e Inmaculada Sánchez Martín (Técnico de Coordinación Sociosanitaria del Departamento de salud del Gobierno del País Vasco. A lo largo del debate, se pone de manifiesto que el sistema se tiene que vertebrar en torno a la persona, la normativa así lo recoge, además tiene que haber una coordinación efectiva de los recursos sociales y sanitarios, en el que el trabajo se lleve a cabo por un equipo multidisciplinar, y esto debe de evaluarse, así como conseguir una equidad en la Cartera de Servicios para romper las diferencias que hay entre las diferentes comunidades autónomas. Estamos ante un cambio en el modelo de atención, el envejecimiento y la dependencia requiere cuidar y acompañar más que curar según expresa Maravillas Izquierdo. Este cambio requiere la opinión y participación de los profesionales de la salud, en palabras de Patricia J. Gómez. Marta Sánchez-Celaya reconoce que la Atención domiciliaria se presta desde los inicios de la AP si bien requiere una reorientación y reconoce que el sistema de medir es muy mejorable. Es necesaria la visibilización de la enfermera en este campo, y para ello hay que dar a conocer a la población la función de la enfermera comunitaria.

El cierre de la jornada lo realizó Javier Carrasco Rodríguez, presidente de FAECAP, que leyó el manifiesto de FAECAP por la calidad de los cuidados en el domicilio.