Análisis de situación sobre la indicación de fármacos por parte de las enfermeras en la Comunidad de Madrid y propuestas de mejora

El pasado 10 de mayo SEMAP mantuvo una reunión con la Gerencia Asistencial de Atención Primaria donde tuvimos ocasión de explicar con detalle la situación de la «prescripción» y los protocolos en la Comunidad de Madrid, así como su repercusión y consecuencias en el trabajo diario de las enfermeras. También hemos solicitado la revisión en profundidad del protocolo de heridas y una modificación del mismo. Entregamos un documento donde se recogen, a modo de guía, todas estas cuestiones para que puedan estudiarse y tratarse en profundidad por parte de la GAAP.

Pincha aquí para leerlo

Alegaciones al protocolo para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica por parte de las/los enfermeras/os de ostomías (y otros)

SEMAP ha enviado un documento de alegaciones a la Subdirección General de Farmacia y Productos Sanitarios como Sociedad Científica en relación a un protocolo para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica por parte de las/los enfermeras/os, por primera vez. A pesar de que no hemos sido convocadas para representar a las Enfermeras Familiares y Comunitarias en la elaboración de ninguno de los protocolos, ni se ha contado con nosotras para presentar alegaciones a los mismos, seguimos defendiendo nuestras competencias en todas las ocasiones que se presenten, siendo la prescripción de fármacos según los listados de las guías del Ministerio de Sanidad uno de los mayores retos al que nos enfrentamos en la actualidad.

Descarga aquí el documento completo

Manifiesto de SEMAP, el CODEM y SATSE Madrid para la mejora de la Atención Primaria en nuestra región

Las tres entidades firman un documento enviado a la consejera de Sanidad en el que, en primer lugar, exigen reconocer y crear la categoría profesional de la enfermera especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria y, después, convo9car OPEs específicas

Descárgalo aquí

Informe de SEMAP sobre la medición de la actividad enfermera

Informe de SEMAP sobre la medición de la actividad enfermera

Desde hace mucho tiempo, y cada vez con mayor frecuencia, nos llegan comentarios realizados por directores de centro o miembros de las Direcciones Asistenciales que cuestionan los datos de actividad de las enfermeras, sobre todo cuando se comparan con la actividad de los médicos de familia. En SEMAP opinamos que, además de ser declaraciones desafortunadas e injustas, obedecen a un profundo desconocimiento de las características del trabajo de las enfermeras en AP y/o a un nulo interés por realizar una correcta interpretación de los datos. Por ello, realizamos este análisis en torno a la medición de la actividad de las enfermeras en la AP madrileña, con el convencimiento de que no se está midiendo ni interpretando correctamente dicha actividad:

  1. Para la Presión Asistencial (PA) individual de las enfermeras solo se tienen en cuenta los pacientes citados en sus agendas nominales. No se contabilizan los pacientes citados en las agendas centralizadas. En un contexto como el actual en que, desde la organización se está propiciando que cada vez se utilicen más estas agendas centralizadas, esto tiene una repercusión negativa en la PA. Mención especial merece la realización de extracciones y toma de muestras por el impacto diario que tiene en las enfermeras del turno de mañana, sin que este dato contabilice en su PA
  2. Tampoco se contabilizan todos los pacientes sobre los que trabajan las enfermeras y no están citados en una agenda (EpS grupal, intervenciones en centros educativos, intervenciones comunitarias…)
  3. No se tiene en cuenta, a la hora de determinar cuál sería el dato “correcto” de pacientes atendidos la tipología de las intervenciones Si de verdad queremos potenciar, como aparece reflejado en las distintas estrategias (cronicidad, salud comunitaria…), las intervenciones educativas y de entrenamiento del autocuidado o el seguimiento domiciliario proactivo de la población más frágil o vulnerable, estas deberían estar ponderadas en función de factores como la complejidad o el tiempo necesario para llevarlas a cabo. Sin embargo, un paciente complejo se contabiliza como “1 paciente visto” igual que otros pacientes que requieren intervenciones más sencillas
  4. Se mide (y se les remunera por ello) el porcentaje de población atendida respecto a su población asignada (TSA) y esto es injusto, puesto que hay enfermeras con una población de 2.500 o 3.000 pacientes, que hacen imposible alcanzar los porcentajes propuestos. Y es un concepto que anima a “atender a cuantos más pacientes mejor” frente al enfoque enfermero de “capacitar en autocuidado para que las personas se responsabilicen de su salud y no dependan tanto del sistema sanitario”
  5. Se propone a las enfermeras replicar los modelos organizativos diseñados para otras categorías profesionales: agendas de no demorable, cuando la demora no es uno de los problemas de la atención de las enfermeras; organización para atender la demanda aguda, cuando lo esencial en la actividad de las enfermeras debería ser la consulta concertada para el seguimiento de la patología crónica y para trabajar las intervenciones educativas de promoción del autocuidado. Esta organización impacta en el diseño de sus agendas y “desvía” el tipo de actividad que desempeñan
  6. Otro dato relevante es el hecho de que no se ajuste a los días realmente trabajados el dato de actividad domiciliaria. En un indicador con un numerador tan pequeño, esto tiene un impacto muy importante a la baja en el resultado obtenido
  7. Y, finalmente, tampoco se tienen en cuenta las “actividades invisibles” que realizan las enfermeras, como procesos de soporte del CS (revisión del desfibrilador, carro de medicación y parada, gestión de las vacunas y material del CS…)

Por tanto, lo que se mide a las enfermeras no responde ni a la actividad que realizan ni a lo que deberían ser sus objetivos estratégicos (atención a la cronicidad, a la fragilidad, actividad domiciliaria, intervenciones educativas grupales y en la comunidad…) sino a otros intereses (como contribuir a atender los procesos agudos, independientemente de que puedan ser resueltos o no por ellas).

Como consecuencia de esto, una enfermera que haga lo que realmente debe hacer en AP, obtendrá unos bajos resultados según lo que mide nuestra organización y, por supuesto, en comparación con otras categorías profesionales. Y no nos olvidemos que de estos datos se derivan cuestiones retributivas y de asignación de recursos.

Por la manera en que se está midiendo la actividad de las enfermeras podemos deducir que A NUESTRA ORGANIZACIÓN LE INTERESA, sobre todo:

  • Que las enfermeras atiendan al mayor número posible de pacientes independientemente del motivo o tipo de esa atención.
  • Que las enfermeras desplacen su eje de atención tradicional (el paciente crónico, el fomento del autocuidado, la atención domiciliaria y las actividades de EpS o IC) hacia la atención de los motivos de demanda agudos, independientemente de que estos estén o no dentro de su marco competencial y aunque esto vaya en detrimento de otras intervenciones que sí les son propias y dan sentido a su trabajo en AP.

De forma análoga, podemos deducir que A NUESTRA ORGANIZACIÓN NO LE INTERESA lo suficiente:

  • Que las enfermeras realicen intervenciones complejas de fomento del autocuidado.
  • Que las enfermeras sigan realizando intervenciones comunitarias y educación para la salud con y en la comunidad.
  • Analizar las particularidades del trabajo de una enfermera en un equipo de AP, que condicionan que su agenda, y por tanto su actividad, no sea comparable a la de otras categorías profesionales.

Pulsa aquí para consultar el documento íntegro.

 

Propuesta de Integración de Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria en la Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud

Presiona aquí para leer la propuesta de SEMAP sobre la Integración de Especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria en la Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud

Comunicado respecto al «Modelo de Atención Primaria centrado en enfermeras» descrito por el Consejero de Sanidad de Madrid

Presiona aquí para leer el comunicado de SEMAP en relación al «modelo de atención primaria basado en la enfermera» descrito por el Consejero de Sanidad de Madrid

Semap trabaja junto a otras asociaciones, para mejorar la atención primaria

Como ya sabes, la Sanidad Pública Madrileña y, en concreto, la Atención Primaria está en una situación muy difícil.

En este momento, en el que, además, hay convocada una huelga de médicos de familia y pediatras, nos dirigimos a ti para comunicarte que estamos trabajando, junto con otras asociaciones, en distintos posicionamientos y documentos conjuntos que pongan de manifiesto y analicen la situación actual de la atención primaria para presentar  propuestas de mejora que favorezcan una atención de calidad a la ciudadanía, sin caer en la pérdida de los valores esenciales de la atención primaria.

Lee el comunicado completo aquí

Posicionamiento de SEMAP ante situaciones de ausencia de médicos de familia

POSICIONAMIENTO DE SEMAP ANTE SITUACIONES DE AUSENCIA DE MÉDICOS DE FAMILIA EN LOS CENTROS DE SALUD

Tras la difusión del documento PROCEDIMIENTO DE ACTUACION ANTE AUSENCIA DE MÉDICO DE FAMILIA EN UN CENTRO DE SALUD y las múltiples opiniones vertidas, algunas con faltas de respeto e incluso insultantes hacia la profesión enfermera, desde SEMAP queremos manifestar lo siguiente:

Las enfermeras siempre hemos defendido la necesidad e importancia de trabajar en equipo con el resto de componentes del Equipo de Atención Primaria (EAP). Entendemos el trabajo en equipo desde la complementariedad de un grupo de profesionales que, aportando cada uno lo específico de su perfil profesional, se coordinan con el resto para conseguir que la población reciba el mejor servicio sanitario posible.

Somos conscientes de que, en estos momentos, y con mayor probabilidad en el período estival, algunos centros de salud van a tener dificultades para garantizar los servicios médicos. Dada la carencia de profesionales para sustituirlos, si en algún momento y de forma puntual, en un centro no hubiera médicos, desde SEMAP defendemos que las enfermeras debemos seguir ofreciendo nuestros servicios a la población.

Por ello, porque defendemos que el centro de salud se mantenga abierto para que las enfermeras puedan seguir prestando cuidados a su población, entendemos que la organización debe definir cómo organizar la atención de ese día para que los profesionales presentes sepan cómo actuar ante un ciudadano que solicite ser atendido por un médico. Y eso es lo que, en teoría, debería ser el documento difundido: un protocolo de actuación ante una situación puntual de falta de médicos en un centro de salud que dé seguridad a los profesionales presentes.

Pero no podemos obviar que esta falta de médicos no es un problema coyuntural de la Atención Primaria madrileña que se da solo en determinadas épocas. La organización debe reconocer que este es un problema estructural; de hecho, ya se está pidiendo en algunos centros de salud “con pocos médicos” que las enfermeras valoren a los ciudadanos de los médicos ausentes y decidan si procede derivarlos a otro centro de salud cercano. Por tanto, hay que ponerse ya a pensar y definir bien cómo se va a prestar desde ahora la atención a los ciudadanos. Y esto no puede hacerse si no es de manera planificada y consensuada.

Nadie debería dudar de la capacidad resolutiva de las enfermeras Estamos tan convencidas de esta  capacitación para asumir mayores responsabilidades en los servicios que ofrecemos a la población , que reivindicamos que se nos reconozca de forma continua y no solo ante la falta de otros profesionales, como es el caso que nos ocupa. Muchos de los motivos por los que la población demanda asistencia de forma habitual podrían ser atendidos por las enfermeras, pero plantear esto sin la necesaria e imprescindible planificación pone de manifiesto otros problemas también estructurales y a los que la organización debería dar respuesta de forma inmediata y, en cualquier caso, antes de proponer a las enfermeras atender nuevos motivos de consulta.

Si realmente la organización está de acuerdo con lo que recoge en su propio documento “la garantía de la continuidad asistencial recae en la EFyC gracias a su desarrollo competencial, académico-profesional, acontecido en los últimos años”,  “están capacitadas para el liderazgo clínico-asistencial de los centros de salud”, “gracias a las EFyC, se pueden mantener la apertura y la continuidad en los centros de AP ante la ausencia de MFyC”; esto exigiría tomar decisiones de forma inmediata, ya que:

  • Es una incoherencia seguir hablando de las altas capacidades resolutivas de las enfermeras mientras se está retrasando de manera voluntaria e injustificada la habilitación para la “prescripción” que la ley ya nos permite desde octubre de 2018.
  • Es otra incoherencia no haber definido aún los puestos de trabajo para la categoría de enfermera especialista en EFyC, categoría a la que, sin embargo, el documento publicado alude de forma continuada, como si fuera una realidad. Esta definición es una de las mayores reivindicaciones actuales de todo el colectivo enfermero para la Atención Primaria. Y aún no se ha conseguido, ni siquiera, garantizar los contratos temporales con enfermeras especialistas o enfermeras con acreditada experiencia en AP.
  • Incongruente es también plantear la asunción de nuevas competencias, como la atención a nuevos procesos agudos de demanda, sin tener en cuenta que la plantilla enfermera de la Atención Primaria madrileña es muy inferior a la de la suma de médicos de familia y pediatras, y está muy por debajo de la media nacional, de la de los países de nuestro entorno y, por supuesto, de lo que aconsejan los organismos internacionales.

Por tanto, realizamos DOS planteamientos:

El primero, relacionado con la situación, aparentemente coyuntural, del problema (debido a vacaciones…) por el que se ha definido el procedimiento de actuación ante la ausencia de médico de familia en un centro de salud:

  • Solicitamos que quede especificado en dicho procedimiento su carácter excepcional y temporal.
  • Solicitamos que, siempre que haya que activar el procedimiento que propone el documento, se refuerce la plantilla de enfermeras de ese turno, para que no se resienta el servicio a prestar por las enfermeras de ese centro de salud.
  • Reclamamos que se nos habilite de forma inmediata para poder “prescribir” lo que la ley ya nos autoriza. Recordamos a la GAAP que nos ofrecimos a elaborar los protocolos para la prescripción colaborativa y aún no hemos recibido respuesta.

El segundo, relacionado con el problema estructural, a nuestro entender el más importante, ya que de no solucionarse provocará más propuestas/parches como la actual:

  • Las enfermeras no podemos, no debemos ni queremos suplir los déficits estructurales de la Atención Primaria madrileña en las circunstancias actuales, pues eso supondría una merma en la calidad del servicio enfermero que recibiría nuestra población, que, por otro lado, bastante ha sufrido con la adaptación del trabajo enfermero, en la gran mayoría de los centros de salud, por la situación de pandemia.
  • Las enfermeras familiares y comunitarias estamos capacitadas y dispuestas a asumir nuevas competencias, pero para ello exigimos la definición de los puestos de trabajo de las EFyC.
  • Reclamamos la adecuación de la plantilla estructural de Enfermería de la AP para dar respuesta a las dos realidades actuales: la necesidad de cuidados de nuestra población y la ausencia de médicos.

Y, por último, dado que es necesario hacer una reflexión profunda sobre la situación actual, y buscar soluciones, probablemente complejas, pero planificadas y consensuadas, y no “parches puntuales”, nos ofrecemos a colaborar con nuestros compañeros médicos de familia, para definir conjuntamente el nuevo marco de prestación del servicio a la población madrileña.

Sociedad Madrileña de Enfermería Familiar y Comunitaria

Madrid, 12 de junio de 2022

Descarga el comunicado

Reflexiones sobre el proceso electoral a la Junta de Gobierno del CODEM

Las Juntas Directivas de SEMAP y AMEREFYC presentan un comunicado conjunto sobre el proceso llevado a cabo para la elección de la Junta de Gobierno del Colegio de enfermería de Madrid.

Accede aquí al comunicado

POSICIONAMIENTO POR UN ACCESO A LA ASISTENCIA SANITARIA SIN DEMORA Y SIN RESTRICCIONES PARA MIGRANTES EN SITUACIÓN IRREGULAR Y SOLICITANTES DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL

Las sociedades IntNSA, AMASAP, FAECAP, SEIMC, SESPAS, SEMAP y SOMAMFyC han elaborado un comunicado conjunto en el que se solicita a las distintas Administraciones públicas afectadas que faciliten a las personas migrantes en situaciones irregular y a las personas solicitantes de protección internacional con enfermedades infecto-transmisibles el acceso a la asistencia sanitaria, reduciendo los requisitos burocráticos, agilizando la tramitación de las solicitudes y admitiendo diferentes documentos para probar la residencia efectiva en una determinada comunidad autónoma.

Puedes leer el comunicado completo en el enlace

POSICIONAMIENTO_tto_VIH_10_3_22