Portada

Comunicado SEMAP sobre la prescripción de las enfermeras comunitarias de la Comunidad de Madrid

Ene 13, 2020 Laura Diéguez

Hace más de un año, concretamente el 23 de octubre de 2018, el BOE publicó el “Real decreto 1302/2018 de 22 de octubre, por el que se modifica el Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros”, el llamado coloquialmente como “Decreto de prescripción enfermera”.

Con estas modificaciones se pretende facilitar el trabajo de las enfermeras para la realización de los cuidados, cuando es necesario utilizar un medicamento o un producto sanitario, tales como una sonda vesical, unos absorbentes de orina, un antitérmico o un apósito para el cuidado de heridas crónicas. El Real Decreto 1302/2018 regula que las comunidades autónomas deben definir un procedimiento para acreditar a las enfermeras, como requisito indispensable para poder llevar a cabo la prescripción de estos productos o medicamentos.

El texto modificado establece también la posibilidad de poder indicar aquellos medicamentos sujetos a prescripción médica si previamente están descritos y aprobados, por la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial, los protocolos de actuación correspondientes; además de contar con la ya mencionada acreditación otorgada por la Comunidad Autónoma.

Por tanto, la acción principal necesaria es que cada Comunidad Autónoma establezca la acreditación para que las enfermeras y enfermeros puedan indicar, usar y autorizar la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano. El propio real decreto establece los requisitos que se deben cumplir para obtener esta acreditación, que son:

  • Estar en posesión del título de Graduado en Enfermería, Diplomado en Enfermería o de Ayudante Técnico Sanitario y acreditar un año de ejercicio profesional, o
  • Estar en posesión del título de Graduado en Enfermería, Diplomado en Enfermería o de Ayudante Técnico Sanitario y superar un curso de adaptación ofrecido por la administración de forma gratuita.

Por tanto, la gran mayoría de las enfermeras y enfermeros que trabajamos en el ámbito de la atención primaria en Madrid deberíamos haber sido acreditados casi de forma automática al llevar más de un año de ejercicio y, obviamente, estar en posesión del título correspondiente.

En SEMAP no entendemos cuáles son las razones para que la acreditación no se haya llevado a cabo YA. Podríamos entender retrasos debidos a las modificaciones técnicas de los sistemas informáticos de prescripción, a los diseños del documento “orden de dispensación” establecido en la Norma, pero que el retraso de 15 meses sea comprobar que las enfermeras que trabajan en primaria tienen su título y llevan más de un año, parece, cuanto menos, una tomadura de pelo. Y más cuando hay ausencia total de información al respecto, desconocemos si se está trabajando en algún procedimiento o si hay algún objetivo temporal.

Hasta ahora, 7 comunidades autónomas han hecho sus deberes y han culminado el proceso de acreditación de las enfermeras. Pero Madrid no está entre ellas, a pesar de la percepción que los gobernantes transmiten sobre “ser la mejor Sanidad del Estado”. Pues en prescripción enfermera, no lo son. Estamos en el vagón de cola.

Desde SEMAP nos hemos remitido a los responsables de atención primaria en reiteradas ocasiones para que se soluciones esta situación sin haber obtenido respuesta hasta ahora. Desconocemos cuáles son las acciones que el Colegio de Enfermería de Madrid está llevando a cabo para conseguir este objetivo.

Sabemos que este parche no arregla el problema de la prescripción enfermera que tiene su origen en la “Ley 28/2009, de 30 de diciembre, de modificación de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de Garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios” donde se indica que los médicos, los odontólogos, podólogos y los veterinarios son los únicos profesionales con capacidad para realizar la prescripción de medicamentos o productos sanitarios. Desde la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP) se han publicado notas y comunicados insistiendo en la necesidad de modificar esta circunstancia.

Por tanto, desde SEMAP instamos a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid a:

  • Llevar a cabo el proceso de acreditación de enfermeras y enfermeros del ámbito de la atención primaria que tengan acreditado un año de ejercicio profesional.
  • Poner en marcha la formación necesaria para aquellas enfermeras y enfermeros, en su mayoría eventuales, que no hayan completado aún un año de ejercicio profesional.
  • Introducir los cambios técnicos necesarios en los programas informáticos de prescripción para que las enfermeras podamos completar el proceso de indicación de los productos y medicamentos que utilizamos en la prestación de nuestros cuidados sin que tenga que mediar la acción de un médico.
  • Llevar a cabo propuestas en el seno del Consejo Interterritorial del SNS para que se agilice la elaboración y aprobación de los protocolos de actuación sanitaria por parte de la comisión permanente de farmacia de dicho Consejo Interterritorial y así poder realizar la indicación de medicamentos sujetos a prescripción médica.
  • Proponer en el Consejo Interterritorial del SNS la modificación de la Ley 29/2006 y sus modificaciones posteriores procediendo a la redacción de una nueva Ley que reconozca a las enfermeras y enfermeros la capacidad para prescribir medicamentos y productos sanitarios de uso humano en el Marco de nuestras competencias.

 

Junta Directiva de SEMAP
Madrid. Enero de 2020