Gracias, Dra. Marjory Gordon

Marjory Gordon falleció el 29 de abril en Massachusetts (EEUU).

La Dra. Gordon obtuvo su licenciatura y máster en el Hunter College de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, y su doctorado en el Boston College. Fue profesora emérita de enfermería en el Boston College, donde pasó 23 años en la facultad de la Escuela de Enfermería de Cornell.

Es autora de cuatro libros, incluyendo “Manual de diagnósticos enfermeros”, actualmente en su edición número doce. Sus libros aparecen en diez idiomas, en cuarenta y ocho países y seis continentes.[][]

Ha contribuido significativamente al desarrollo de un lenguaje enfermero estandarizado. Su obra en este campo tiene implicaciones en la investigación, educación y en el establecimiento de un núcleo de conocimiento enfermero basado en las evidencias.

Ha sido miembro de la Academia Americana de Enfermería desde 1977 y fue nombrada como una “Leyenda Viviente” por la misma organización en 2009.

En 1982, fue la primera presidenta de la NANDA (North American Nursing Diagnosis Association).

Teórica y profesora a la que debemos la teoría de valoración de enfermería conocida como patrones funcionales de salud de Gordon (Gordon’s functional health patterns), Callista Roy dijo de ella: “Ella comenzó el trabajo de crear un lenguaje común de enfermería cuando los equipo estaban empezando, ahora ésta es la base para la enfermería, es un modelo a seguir por todos. Constantemente está elevando los estándares del diagnóstico de enfermería a fin de dar una voz de enfermería y la visibilidad en el cuidado de la salud”.

Como sociedad científica, le damos las gracias por sus aportaciones al conocimiento enfermero y por fomentar el pensamiento crítico y la necesidad de precisión de diagnóstico como elementos fundamentales para impulsar la calidad y la seguridad en la atención al paciente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − ocho =