TE PROPONEMOS

Web sobre estilos de vida saludables

Dic 21, 2016 SEMAP admin

Como parte del proceso de implementación de la Estrategia de promoción de la salud y prevención en el SNS, en el marco del abordaje de la cronicidad, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aprobó el pasado 14 de enero de 2015, el documento “Consejo integral en estilo de vida en Atención Primaria, vinculado con recursos comunitarios en población adulta”.

Su objetivo es integrar de manera sistemática la intervención sobre estilos de vida saludable en la práctica clínica de los/las profesionales de atención primaria, centrándose en el desarrollo del Consejo breve y realizándose un esbozo de la Educación individual.Además, se intenta transmitir la importancia de mantener una visión integral sobre todos los factores que integran un estilo de vida saludable (actividad física, alimentación saludable, prevención del consumo de tabaco y de riesgo de alcohol y bienestar emocional). Ya que, abordar cualquiera de los factores de riesgo, potenciará la reducción de los demás factores con determinantes comunes.

Entre los miembros del grupo de trabajo, constituido por distintos profesionales de varias Comunidades y sociedades científicas, se encuentra Juana María Gómez Puente, socia de SEMAP, como representante de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria de Atención Primaria (FAECAP).

Tu nuevo trabajo está vinculado con esta publicación ¿Cómo surgió la posibilidad de plasmarlo en una página web?

Todo comienza con la elaboración del documento “Consejo integral en estilo de vida”, coordinado por la Subdirección General de Promoción de la Salud y Epidemiología,del Ministerio de Sanidad, para el que se analizó el modo en que los componentes de los estilos de vida se abordaban en las CCAA y la evidencia existente sobre cada uno de ellos.

Se llegó a un consenso entre Comunidades Autónomas y Sociedades Científicas, proponiendo un algoritmo con una estructura común para facilitar la toma de decisiones en consulta en lo relacionado a cada factor del estilo de vida. Yo participé en el de la alimentación, que es uno de los más complejos por la diversidad en el abordaje y la carencia de una herramienta de valoración más allá del test de dieta mediterránea, que quizá era el más evidente para utilizar.

Y sin embargo no fue esa la que elegisteis…

No, el consejo breve es una intervención de tipo oportunista que pretende incluir una propuesta motivadora de cambio aprovechando una consulta, y para la que disponemos sólo de 2 a 10 minutos. El incluir un test como el cuestionario de adherencia a la dieta mediterránea que consta de 13 preguntas no parece muy compatible con una intervención en un tiempo tan reducido. Esa es la opinión que sostuve desde el inicio. No obstante parecía que no había más alternativas. La propuesta que realicé, modificada en parte por el Ministerio, es la que aparece finalmente en el algoritmo de intervención.

Los contenidos de la web del ministerio que se basan en tu trabajo, ¿son los referidos a alimentación?

Sí. Este ha sido un tema que siempre me ha atraído y en el que estoy trabajando de forma muy intensa desde 2009, cuando en unas jornadas escucho a María Teresa Garcia Jiménez, Directora del diploma de especialización en alimentación y nutrición de la Escuela Nacional de Sanidad, y descubro que su enfoque es el que realmente me interesa. Tras varios cursos con ella, comienzo a llevar a cabo talleres con el apoyo de mis compañeros y la dirección del centro de salud. Y este es el principio de un trabajo que llega hasta el momento actual, con 14 ediciones y unos contenidos que se reflejan en gran parte en la página web.

Pero ¿cómo llegamos de unos talleres a la página web de la que hablamos?

La idea de los talleres comienza por una dificultad. Trabajaba con una población joven muy interesada en el tema de la alimentación y una disponibilidad muy limitada de tiempo. Me planteé que el abordaje grupal me permitiría rentabilizarlo ya que las dudas se repiten en la mayor parte de las consultas y que son precisas varias intervenciones, de más de 20 minutos, para lograr auténticos cambios.

En los talleres reclamaban documentación para revisar en casa, para profundizar en los contenidos, para avanzar a su propio ritmo y compartir con familiares y amigos.

En 2010 comienzo a pensar en crear un blog o una página web en la que reflejar los temas, los enlaces que manejo, las reseñas de los videos que utilizo, las recetas que propongo. Pero el proyecto se queda en esto, hasta que durante la elaboración del documento de Consejo integral comienzan a interesarse por mi enfoque práctico en el abordaje de la alimentación. La persona del Ministerio con la que trabajo de forma más cercana, María Jiménez, viene a uno de los talleres y comenzamos a hablar de adaptar los contenidos a la página web. Desde entonces hemos estado trabajando intensamente. Ha sido un trabajo de más de 15 meses y muchas horas, pero el resultado está ahí y me siento satisfecha de poder compartirlo.

Está destinado a usuarios y usuarias, ¿deberíamos aconsejarla desde las consultas?, porque es muy operativa.

La idea es difundir el uso de la página web todo lo posible, no sólo en este tema, sino respecto a todos los componentes del estilo de vida.

La estructurade los contenidos de la página es una propuesta del Ministerio. Creo que es bastante completa, aunque me encantaría poder añadir más cosas, sobre todo elementos interactivos. El Dubin, el libro de electrocardiografía práctica quizá más emblemático, me parece un referente pedagógico. Es interesante incluir ejercicios prácticos, test para comprobar la comprensión de los temas tratados…

Crees que es un recurso que está al alcance de todos y todas s e incluso se podía utilizar como herramienta en grupos de Eps?

Pienso que los entornos web son cada día más accesibles aunque no podamos llegar a toda la población. Son elementos coste-efectivos y en consulta puede ser útil, al igual que en los talleres. Es una herramienta para fomentar estilos de vida saludables, aunque pueda precisar de más elementos. En el congreso de SEMAPse habló sobre el hecho de que el entrenamiento en autocuidados precisa de un acompañamiento, de un apoyo profesional. Desde luego las páginas web, los folletos, son un medio y no un fin en sí mismo. Quizá nos encontramos ante una situación similar a la que se resumía con la frase de que “un buen libro no sustituye a un buen profesor”

¡Gracias Juana!